Principal | Noticias | ZEC eliminará la lámina de agua que crea el azud varios días a la semana

ZEC eliminará la lámina de agua que crea el azud varios días a la semana

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
image

El Ayuntamiento abatirá las compuertas para "reducir el impacto en el río" causado por esta infraestructura

Zaragoza 4 de Enero de 2018

 



El Ayuntamiento de Zaragoza va a reducir el impacto que el azud de Vadorrey tiene en la dinámica del río Ebro. Según anunció este jueves el gobierno de ZEC, se va a poner en marcha un nuevo sistema de gestión de las compuertas de esta infraestructura, que en la práctica supondrá la eliminación de la elevación de sus compuertas durante varios días a la semana.

El azud del Ebro, construido para la Expo 2008, se hizo con el objetivo de crear una lámina de agua estable que, entre otras cosas, permitiera la navegación comercial en el río y facilitara la práctica de deportes acuáticos. La lámina acabó teniendo un alcance mucho menor del esperado, y los Ebrobuses que llevaban a los turistas por el río acabaron siendo un rotundo fracaso.

Ahora, ZEC quiere reducir el impacto del azud, y para ello ha establecido un nuevo plan de manejo de su sistema. Cuando el caudal del Ebro sea superior a los 250 metros cúbicos por segundo, habrá un "abatimiento total" de las compuertas, lo que –según aseguró ayer el Consistorio en un comunicado– "permitirá una mayor permeabilidad a los restos sólidos que arrastra el río".

Si el caudal es inferior a los 250 metros cúbicos por segundo, habrá un ciclo semanal de funcionamiento. Así, cuatro días a la semana se mantendrá la lámina estable para hacer posible la práctica de deporte y de actividades lúdicas en el cauce. Durante dos días, las compuertas estarán totalmente abatidas, por lo que la lámina desaparecerá y el río recuperará su dinámica natural. El otro día se reservará a las operaciones de subida y bajada de las compuertas.

"Este nuevo modelo de funcionamiento de la instalación del azud contará con un detallado seguimiento de la evolución de los distintos indicadores del estado ecológico de las aguas y del cauce", señala el Ayuntamiento. Para ello, se va a crear una comisión formada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y el Ayuntamiento, para valorar el impacto del azud en el Ebro, algo que "no se ha realizado en los diez años de funcionamiento del azud", añade el Consistorio.

Un mes para analizar

Además, el Ayuntamiento ha aceptado la solicitud de la CHE para proceder al abatimiento de las compuertas del azud durante un periodo de un mes para llevar a cabo un estudio de sedimentación y de hidrodinámica. La intención del organismo de cuenca es elaborar una estrategia sedimentaria con fundamento científico. Las compuertas permanecerán abatidas entre los días 8 de enero y 8 de febrero.

Por otro lado, desde la concejalía de Medio Ambiente se ha solicitado iniciar el procedimiento administrativo para cancelar la concesión administrativa de salto hidroeléctrico autorizada por la CHE en 2005. "Se ha considerado que ha llegado el momento de dejar sin efecto dicha concesión administrativa, ya que carece de justificación puesto que nunca llegó a instalarse una central hidroeléctrica o turbina que permitiese la explotación", señala el Ayuntamiento.

El comunicado que emitió ayer el Consistorio es duro con la funcionalidad del azud. Desde el gobierno de ZEC no han ocultado sus dudas sobre esta infraestructura, que está en el punto de mira de colectivos sociales y ecologistas desde su construcción. "El Ayuntamiento considera que el funcionamiento del azud hoy día no cumple con las funciones que justificaron el proyecto y su ejecución: la navegación turística, la consecución de un subjetivo impacto paisajístico beneficioso o el aprovechamiento eléctrico con ocasión del salto de agua", señaló el área de Medio Ambiente ayer en un comunicado a los medios de comunicación.

 

Fuente: Heraldo

-->
Síguenos
twitter instagram youtube
Colaboradores
advertisement advertisement advertisement advertisement