Principal | Noticias | Informe de las Riberas del Ebro en Zaragoza

Informe de las Riberas del Ebro en Zaragoza

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
image

Análisis, situación, demanda y ofrecimiento sobre las Riberas del Ebro a su paso por Zaragoza

Zaragoza 13 de Junio de 2019

 

 

ANÁLISIS, SITUACIÓN, DEMANDA Y OFRECIMIENTO.

Elaborado para Legado Expo Zaragoza por IBERFLUMEN (Asociación cultural)

 

 ¿Qué es lo que pretende y se desprende del presente documento?

 

Para valorar todo lo que esta ocurriendo en el río se tiene que tener una visión completa de multitud de datos de lo que acontece cuando menos en el tramo urbano, visión que nos permita desarrollar clarificar las necesidades para paliar, neutralizar y finalmente corregir todo aquello que perjudique la integración del hombre en la propia existencia del río, sin olvidarnos de que todo lo que ocurre aguas arriba lo percibimos nosotros y que todo aquello que nosotros hagamos podrá ser censurado o aplaudido aguas abajo.

La postura, el planteamiento deberá abarcar los conceptos naturales, sociales, y económicos, al margen de los intereses particulares o de grupo.

 

El primer planteamiento lo tendremos que basar en los parámetros fácilmente reconocibles como alterados en cortos espacios de tiempo, sus causas, sus consecuencias, y sus interpretaciones públicas, estas últimas de gran importancia por ser factor decisivo para:

Su corrección o abandono a un proceso de semi-naturalización.

Las soluciones: Las soluciones tendrán que ser asumidas por las distintas administraciones, esperemos que prestando cuando menos atención a las demandas sociales.

 

CAUSAS.

 

 En primer lugar, reconocer la gran transformación acontecida en la ciudad generada por el Urbanismo de la misma, con todos sus conceptos implicados.

 La multiplicación de viarios y equipamientos crecidos en el entorno del río, acentuando el rango de Calle Mayor de la Ciudad, ha venido de tal modo a confirmar la autenticidad de ser la principal arteria de Zaragoza, tanto en equipamientos, como en patrimonio artístico como en valores naturales. La gran transformación acontecida en el 2008 ha supuesto para Zaragoza el mayor progreso tenido por la misma en toda su existencia, y para el Ebro el reconocimiento de valor principal, frente a la ignorancia de tiempos pasados, lamentablemente tenemos que reseñar el gran retroceso padecido en los últimos cuatro años. Esa transformación ha venido a generar una presión sobre un complejo sistema natural como es el río que dadas las condiciones geomorfológicas no ha podido ni podrá neutralizar dentro de un proceso natural, ni a corto ni ha largo plazo.

 La construcción de nuevos puentes que permiten el paso sobre su cauce ha sido de tal magnitud, que durante las obras, la dispersión por las corriente de las distintas riadas, de los materiales empleados para las penínsulas de trabajo en las mismas, llegaron a unirse unos con otros, resultando con ello afectado todo el tramo urbano, con la consecuente elevación generalizada del cauce en todo el tramo urbano.

 Realizando un recorrido natural con la corriente del río, nos encontramos con los puentes de la A-2, los popularmente conocidos como “CUATRO HERMANOS”. La segunda fase de construcción de este paso carretero, sumo dos puentes a los dos existentes con anterioridad.


CONSECUENCIAS.

 

 De la construcción anterior, de los primeros puentes, sobre el cauce del río se dejo gran cantidad de materiales que en el plazo de 25 años aumentaron la extensión de las playas, generaron barras de gravas delante y detrás de las ataguias, llegando a cegar dos de los vanos, después de la construcción de los dos últimos el espacio cerrado es de otros dos vanos dejando los otros dos altamente afectados al punto de que solo por la mitad de uno de ellos es aconsejable la navegación, el resto del cauce a perdido su profundidad, vanos que tenían tres metros de calado se encuentran en la actualidad con 15 cm de profundidad, las barras de gravas en diez años han triplicado su longitud el cauce a quedado reducido a un tercio de lo que tenia entes del comienzo de las obras.

Este es el primer problema que constituye una amenaza en caso de avenidas ya que las aguas se encuentran retenidas ocasionando una acumulación que inunda las tierras de labor que se encuentran aguas arriba de dicho punto, las mismas presionan la mota paralela al viario La Ronda de Boltaña rompiéndola como ya ocurrió en otras ocasiones.

 

Imagen tomada desde la margen izquierda.

Batimetría realizada después de la construcción de los dos puentes

 

Orto-foto tomada en 1.993 con gravas naturales retenidas por no retirar la ultima península de construcción, puede apreciarse una playa mucho mas pequeña y un cauce mucho mas ancho que en la imagen siguiente.

Se puede ver que durante el proceso de la obra el lecho del río próximo a la margen izquierda se encuentra limpia mientras, las obras progresan en la derecha.

Imagen aguas debajo de los puentes, tomada al finalizar las obras. 28-08-2008

La misma zona en 22-08-2011, con más de medio cauce ciego, como consecuencia de las penínsulas de obra no retiradas, los sondeos aportan cotas de 15 cm de profundidad de modo generalizado.

Dicha barrera en el centro del cauce, en la parte alta de la ciudad, supone una posible retención de aguas sumamente importante. Para paliar un posible desbordamiento en la margen izquierda se construyo una mota que protegerá a la ciudad de una posible entrada de aguas, aguas que entrarían con suma fuerza por el portillo que pasa bajo la autopista.

Mota durante el proceso de construcción.

 Con la configuración actual del fondo y el cinturón artificial de defensa que supone la elevación de la autopista las que recibirán el impacto de las aguas elevadas por la retención de los materiales del fondo bajo dichos puentes serán las tierras de labor existentes aguas arriba.

 Otra de las consecuencias graves ocasionadas por el arrastre de materiales de la construcción de estos puentes la encontramos en la zona del cauce que discurre entre la Mejana de los Pájaros y el Centro Deportivo Río Ebro, en todo ese sector la margen derecha a perdido un tercio de su profundidad, en toda la curva que traza el río llegando a alcanzar la acumulación de materiales la salida de la depuradora.

 

 

 Punto donde la corriente ha dejado materiales, apreciándose en el centro del río una aceleración de las aguas, es el último punto afectado por los materiales arrastrados procedentes de la obra de los dos puentes.

 

 

El material arrastrado ha colmatado un tercio de la anchura del cauce en el punto donde más profundidad tenia el río, este material será arrastrado por las próximas riadas acumulándose en el puente del Tercer Milenio.

 

INTERPRETACIONES PÚBLICAS.

 

 Ninguna, esto no era Expo, nunca fue considerado Expo, todas las interpretaciones, todas las apariciones de esta obra fueron presentadas siempre por la prensa como importantes para el trafico, (que lo son) pero no se escucharon ni vieron comentarios sobre el proceso o el sistema de construcción siendo los mismos que los empleados en otros puentes donde se cargaron las tintas respecto al modo de operar, afecciones medioambientales, tiempos y costos, pero claro estos puentes parecían no pertenecer a la Expo o su entorno.

 Del deterioro del espacio natural más hermoso del río nadie a dicho nada, por no mentir, se censuro en un primer momento que se cortasen árboles crecidos de modo natural sobre los vertidos de escombros que durante años se tiraron en aquella orilla, sin que a nadie pareciera importar, los árboles crecidos en suelo degradado e inestable, fueron cortados para retirar gran parte de los vertidos y realizar la plantación que hoy jalona el carril bici que recorre la parte alta, pero del deterioro sufrido por el cauce, ni una palabra.

 El tramo que comprende la distancia existente entre el Club Deportivo Río Ebro y el Puente del Tercer Milenio es el mejor conservado y menos afectado en todo el recorrido Urbano. Siendo preciso no obstante retirar las tierras introducidas por la apertura de la mota del club Deportivo Rio Ebro para evacuar las aguas que inundaban las tierras de labor.

 

 

Enmarcado por el Parque Luis Buñuel y el anteriormente mencionado carril bici integrado en el paseo del Cinturón verde flanquean un tramo de río que conserva su profundidad, asegurando una navegación placenteramente agradable.

 

PUENTE DEL TERCER MILENIO Y PABELLÓN PUENTE.

 

Geniales, sin duda patrimonio de referencia de una ciudad.

Cualquiera de los dos puentes seria motivo de orgullo para todos los ciudadanos de cualquier ciudad. Lo que podemos ver bajo sus tableros, causa de vergüenza para todos los residentes de Zaragoza.

 

CONSECUENCIAS.

 

Cualquier intento de recordar como estaba el río antes de la construcción de estos dos puentes es labor imposible si se intenta en base a lo que se puede ver.

La misma zona en el 2005

La misma zona en el 2006, aguas lisas sin rugosidad que anuncie la proximidad del fondo.

La misma zona en el 2007, el fondo en este punto se encontraba a 3,30 m por debajo de la superficie.

La misma zona en el 2008

 Cada uno con su geometría asombran, pero toda la genialidad desplegada en su construcción, se dedico para lo que esta sobre el curso del río, nada, nada se dejo para poder ser vistos desde abajo, sin que la vergüenza te distraiga en la contemplación de su grandiosidad, en apenas 200 metros se acumulan restos de materiales, desperdigados en toda la amplitud del cauce, la aceleración del agua es importante, esta ocasionada por materiales pesados que las riadas y la fuerza de sus aguas no ha podido dispersar.

La relación del cauce con la orilla en la margen derecha es imposible, ha perdido la dimensión humana, las vallas separan, dicen que protegen, NO, separan.

 En la margen izquierda la naturaleza, forzada intenta dulcificar una orilla mas tendida, más en una escala humana, pero la fuerza de las aguas rebotadas, retrocedidas por los materiales abandonados, quiebran la placidez que podría tener en ese punto, aguas someras retrocedidas ven pasar desde un punto elevado un curso de agua 50 cm más abajo con gran velocidad, fenómeno extraño provocado por los materiales retenidos por aquellos abandonados después de concluidas las obras.

 

La navegación, imposible. El destrozo, inmenso.

En el orto-foto, tomado en la época que comenzaba a formarse el ACTUR podemos ver el cauce de esta zona totalmente limpio.

 

En 1993, crecería la isla en la que luego se apoyaría el Pabellón Puente, el cauce esta limpio, el agua corre sin presentar irregularidades en la superficie.

 

 

INTERPRETACIONES PÚBLICAS.

 

 Las opiniones transmitidas en todo momento se centraron en el costo, en la proximidad de los mismos, como si eso fuese censurable, ¿Conocerán Paris? ¿Conocerán Valencia?

 Desde el primer momento se comenzó a cuestionar el emplazamiento de los mismos por la existencia de cuatro plataneros, se  exigía desplazar el puente, sin importar el costo que supusiese un nuevo estudio de cimentación para el nuevo emplazamiento, lo que se buscaba realmente era retrasar las obras con un fondo político detrás de dicha demanda, nunca nadie se preocupo del cauce.

 Se terminaron ambos puentes recibiendo distintas críticas, uno recibió aplausos, la imagen del de la Barqueta en Sevilla contribuyo a ello. Pero el Pabellón Puente sigue sin ser entendido. Siempre esta incomprensión frente a obras singulares y novedosas, siempre alguien recuerda que la Torre Eiffel fue rechazada en Barcelona (donde primeramente se ofreció) por ser fea. En esas estamos con el Pabellón Puente.

 Cientos de artículos y protestas, sobre el coste y su utilidad, PERO NI UNO SOLO sobre el estado del río bajo sus tableros. Parece no formar parte de ese elemento natural del cual tanto y tanto se ocupan en otros tramos de la ciudad.

 Aguas abajo del segundo de los puentes, nos encontramos con las consecuencias de la magnitud de las obras que dieron soporte a su construcción, barras, islas, cegamiento de cauce, de todo eso podemos ver en un recorrido de 750 m. la afección al lecho del cauce es la más importante de todas las que podemos encontrar en el río.

En este orto-foto se puede ver comienzo del desastre de la zona, la causa una, arrastres de materiales introducidos para las penínsulas de trabajo.

Esta es la misma zona de las imágenes anteriores, en el 2007.

 

 Pero del deterioro de este tramo nadie habla, no se realizan protestas, ni manifestaciones, y tendremos que decirlo, este tramo del río se encuentra tan degradado por efecto de los restos de los materiales introducidos, no por materiales naturales

 Aquí el efecto de la represa no alcanza, el dragado para la navegación no se realizo en este sector, sin embargo, es el más deteriorado, así estaría todo el curso del río, si no se hubiesen metido las maquinas para retirar los materiales introducidos, lo que hoy vemos son las consecuencias de no meterlas.

 En el resto de la ciudad se metieron las maquinas porque no se quería tener esta imagen en todo el río, y fueron aquellas voces que se alzaron impidiendo la continuidad de los trabajos las que forzaron a una opinión publica a demandar igualmente lo que ellos pedían.

 Cedió la administración y se equivocó, como se equivocaron todos aquellos que confiaron en los que creyeron conocedores de la ecología, hoy muchos están arrepentidos de haber respaldado aquellos gritos y manifestaciones, hoy muchos vecinos de esta ciudad consideran a aquellos que los incitaron no como enemigos, porque los creían de los suyos, consideraron que defendían su interés, hoy los consideran traidores, saben que los traicionaron.

 Recientemente las obras de acondicionamiento del cauce debajo del Pabellón Puente vinieron a reconocer que lo denunciado durante mucho tiempo por esta asociación tenía plena razón para realizarlo. Pero… estas obras puntuales, no solucionan el problema del cauce, es preciso intervenir de modo similar en todo el tramo urbano si queremos defender a la ciudad de los daños que ocasionan las aguas, daños, que tienen un costo infinitamente superior al costo de prevención.

 

 

ICEBERG y PASARELA DEL VOLUNTARIADO.

 

Esta imagen presentaba el río a principios de 2008

Espectáculo de un evento uno, y referencia urbana la otra.

 El primero vivirá por siempre en el recuerdo de aquellos que lo contemplaron, cuantos sueños, cuanta ilusión y esperanza en un futuro mejor, creando conciencia de interrelación con el medio, ¿Podemos decir que se tiro el dinero? NO, gracias a aquel edifico Mobil lleno de fantasía y buenas intenciones mucha gente se llevó un germen de respeto al medio ambiente, mucha gente que antes tiraba los escombros y los muebles al río hoy pasea por su orilla y denuncia las agresiones al medio, después de aquel espectáculo, Aquello fue bueno. Pero….

 

CONSECUENCIAS.

 

 El despertar, hoy hemos despertado, y lo que el sueño dejo en la horilla, una pesadilla, la demolición se realizo sin el control ni seguimiento adecuado, hoy la zona donde se encontraba esta plagada de restos que esparcidos alcanzan los cimientos de la Pasarela del Voluntariado sumándose a los restos de construcción de la misma, estrecharan el cauce del río reduciendo su anchura delante del pantalán de la Expo a 25 m, un punto donde el río tenía 180 m.

 

Este es el testimonio del desplazamiento de materiales, los cuatro puntos de la margen izquierda identifican el emplazamiento del pantalán de la Expo, teniendo delante todo cauce del río libre, se puede ver como la corriente arrastra materiales, la consecuencia…

Hoy podemos ver que gran parte del material de la Península del Iceberg se encuentra delante del pantalán de la Expo.

¿Queda río? ¿Dónde esta el pantalán, es preciso su reposición como soporte a los deportes náuticos.

Nadie de aquellos que protestan contra el dragado tienen denunciado tal deterioro del río, más al contrario se burlan de cualquier intento de poner en claro las causas, aducen que son gravas naturales, aunque podamos ver columnas redondas, dados de hormigón con ferralla y ladrillos, pero ellos aducen que son naturales.

Y peor, mucho peor es lo dejado en el centro del cauce.

Barras de hierro corrugado de 2 cm de grueso asoman de la superficie del agua, en el centro del cauce.

Y no es una, o dos, son numerosas las que se ven, ¿Cuántas están ocultas bajo la superficie?

Se procedió a retirar los hierros, pero no se retiraron las tierras retenidas. Estas tierras fueron las responsables de la inundación en el 2015 de barrio de la Almozara.

El conjunto de los materiales procedentes de cuatro grandes obras fue arrastrado y hoy se extiende colmatando el fondo y manifestando su presencia de modo mas evidente en las orillas, así en la Playa de la Almozara podemos ver como en dos años a crecido en la parte alta 15 m. y el fondo del río a perdido mas de 0,60 m de profundidad en toda la anchura, obligando a reconducir al canal de navegación.

La construcción de la pasarela del voluntariado vino a generar la potenciación del mismo problema, la cimentación del mástil en la margen derecha fue causa de retención de los materiales procedentes del resto de puentes construidos.

En esta imagen podemos ver la magnitud del desplazamiento de materiales y la consecuente perdida de profundidad en todo el cauce.

 Delante de la playa de la Almozara el deposito de materiales en el fondo fue de tal magnitud que redujo en un tercio la anchura del cauce, y en un 50% la profundidad.

 Pasado el puente de la Almozara el río en sus orillas ha ido ganado terreno al cauce, la estación de captación de aguas, que era eso, una captación de aguas directa del río, hoy se encuentra a 50 m, del agua en la margen derecha.

En esta Orto-foto podemos ver el río totalmente limpio, el río entra en la casa de bombas, Helios es un club deportivo que toca el agua.

No fueron las obras de la Expo las únicas causantes, es el método de abandono en la fase final de todas las obras, en todos los tiempos, La imagen corresponde a la transformación de puente ferrocarril en carretero.

Esta imagen teníamos en el 2005.

Este el estado actual en el 2011

 

 El muelle corredero de la margen izquierda construido durante la Expo hoy se encuentra en seco con el río a 25 m. pero siguen diciendo que son gravas naturales. Es preciso restituir la capacidad de la caja del cauce, por motivos de seguridad, no podemos continuar ignorando que el cauce a perdido su condición de trasportar agua.

 

Imagen correspondiente a febrero de 2008.

La misma zona en el 2011

 Un club deportivo crecido con los pies en el Ebro con un centenar de años de existencia nunca se vio privado en esos cien años de las aguas, a sido coincidiendo con las consecuencias de las obras, las anteriores a la Expo y las de la misma que su orilla a crecido hoy tiene el río a 50 m, y una arboleda creciendo en un espacio que la naturaleza intenta naturalizar sobre un terreno totalmente artificial y accidental.

La dificultad de los usuarios del río es tan grande que roza lo ridículo, es muy normal, tanto como penosa la imagen de un deportista cargando la piragua mientras camina metros y metros con el agua en los tobillos. Por un lugar donde el río tenía más de dos metros.

 En esta imagen podemos ver la magnitud de los arrastres y depósitos retenidos por la curva que forma el río delante de Helios. ¿Eso es consecuencia del dragado? ¿Podemos culpar a la represa?

 Esa playa esta extendiendo las consecuencias de existencia, sus efectos sobrepasan el Puente de Santiago, y se remontan río arriba rebasando el de la Almozara, EN DOS AÑOS, ¿Por qué esos efectos “naturales” no los podemos ver aguas arriba de las zonas de obras?

Septiembre del 2010.

 

Septiembre del 2011. ¿Esto es natural? ¿Cuánto más tiempo aguantaremos una amenaza que crece? ¿Alguien puede negar la perdida de capacidad de la caja?

Imagen del 2008.

Imagen del 2011. Hoy la situación es peor.

 

De una manera lógica según nos alejamos de los puntos de obra los efectos son menores aparentemente, bien por la existencia de más profundidad generada por las compuertas de la Represa o porque los materiales llegados a este punto son menores y al encontrarse en el único tramo del río en toda su cuenca RECTO no se deposita en curva alguna.

Pero los materiales arrastrados se depositan en los talones de los pilares de los puentes, y sin lugar a dudas el Puente de Piedras es el que mas pilares tiene sobre el cauce, son estos pilares los que originan y son responsables de la gran transformación del cauce.

La aparición y desaparición de islas aguas abajo del puente siempre fueron comunes, pero no permanentes y de la entidad que tienen en la actualidad.

Delante de la zona del Arzobispado.

Esta es la referencia de la magnitud de los afloramientos de los fondos en este tramo del rio.

 

La aparición de las islas afloradas esta teniendo otras consecuencias, mucho mas importantes. A causa de la aparición de las islas en el centro del cauce, estas han generado una corriente trasversal que esta descalzando los talones de los pilares según pudimos comprobar en los sondeos realizados.

Momento de sondear mediante una barra rígida con registro métrico.

Este descalce de los pilares es el responsable de la rotura de los testigos de yeso colocados en el puente, que las barras clavadas por la empresa Rodio y cortadas a ras de superficie hoy estén asomando sobre la rasancia de las piedras de los zampeos, como señal de que todo el pilar esta descendiendo.

Es preciso realizar una prospección detallada de la estructura del puente.

Problemas en el cauce, en el entorno del Puente Nuestra Sra. del Pilar.

En este caso no se origina en la época de construcción de la Expo los problemas vienen de la época en que fue reformado y ampliado.

 

Esta es la causa, playas de trabajo no retiradas, obra mal concluida, afirmación que no es gratuita.

 

Esta es la imagen que presentaba el río antes del desastre de una intervención muy necesaria pero mal terminada.

 

Todos los materiales arrastrados por una corriente cada vez menor, pero con más presión en el fondo se desplazan alcanzando la represa de Manuel Lorenzo Pardo.

 

Como en todas las obras de la época, esta se vio igualmente afectada por los arrastres de materiales, arrastres fácilmente identificables en esta imagen.

Para desdicha de todos aquellos que dijeron que retendría lodos, suciedad, etc. La Represa lleva 11 años llevándoles la contraria, no retiene nada, la columna de presión ejercida por la masa de agua lanza por el paso inferior todos los materiales que llegan a ella, las consecuencias las podemos ver aguas debajo de la represa, allí los materiales ligeros son los responsables del crecimiento de unas pequeñas islas que desaparecen todos los inviernos.

Pero científicos de cátedra, siguen declarando que genera erosión aguas abajo. ¿Cómo pueden justificar que el fondo se alce?

Zona inferior de la Represa Manuel Lorenzo Pardo.

 

Pero la demostración de que la Represa no retiene nada es que todo lo que deja pasar y que corre libremente por este trozo de cauce recto se deposita en dos puntos determinados aguas abajo de la ciudad, La isla crecida después de la riada del 2003, y el seno de la curva del soto Cantalobos.

La primera, La isla de la desembocadura del Gallego será la responsable natural de la inundación de la parte baja de la ciudad cuando se superen los 3000 m3 por segundo, hoy con una superficie de mas de 500 m de largo y 60 de ancho tiene árboles de mas de 15 m de alto, una autentica tajadera en el centro del río, si la crecida del Ebro coincide con otra del Gallego las dos corrientes se interferirán, el desastre esta garantizado.

 

Estado de la Isla en el 2008.

Estado de la Isla en 2011.

El segundo, el Soto Cantalobos, lugar de esparcimiento y encuentro con la naturaleza de los niños de Vadorrey en los años 70, corre igualmente peligro, por los materiales no sacados del río en el momento oportuno, por el impedimento de manifestaciones contra el dragado, hoy esos materiales depositados en la orilla derecha están generando el crecimiento de tamarices la elevación del suelo, con retención posterior de nuevos depósitos de arrastres vegetales que son compactados por la lluvia, originando un nuevo suelo, restando aportes hídricos al arbolado del soto.

 

Orto-foto de 1929.

Orto-foto del soto correspondiente a 1973.

Las distintas fases de crecimiento de la playa del Soto por los depósitos de restos de las obras, crecimiento de los tres últimos años.

El crecimiento de la margen es de tal importancia que no seria extraño que en caso de riada las aguas deflactadas por la Isla de la desembocadura del Gallego al encontrar el centro del río ocupado por los tamarices, cortasen la margen derecha arrasando el soto.

Esta es la situación de un río que presenta una imagen lograda con mucho esfuerzo y sacrificio de muchos que pude ser arruinada por un mal mantenimiento.

Tenemos que dejar de ser acomodaticios ante las voces de aquellos que consideran que no es necesario arreglar el ascensor, ellos viven en el primero.

Tendremos que recordarles a esos vecinos que viven en comunidad que cuando les toque pagar pagaran igualmente los gastos los del arrabal que los de gran vía o los de Torrero.

Con una peculiaridad, que aquello que pudimos sacar del río en los 50 metros del entorno de la obra, hoy lo tendremos que sacar buscándolo en 9 o 10 kilómetros, aquello que pudo costar 50 hoy costara 50.000, y mañana…..

 

PUERTO DE VADORREY.

 

 Esta instalación abandonada en estos cuatro últimos años, sin mantenimiento alguno, con luces de alumbrado desaparecidas, tomas de corriente y agua desaparecidas, pasamanos desaparecidos, fuente de agua potable desaparecida, y con el vaso de la dársena colmatado de barros introducidos por las riadas, sin que se proceda a su limpieza ni tan siquiera en los momentos en que dicho puerto queda totalmente seco.

La instalación del restaurante se encuentra cerrada, en estos cuatro últimos años seis restauradores demostraron interés sobre la misma para reabrir el restaurante sin que el consistorio se molestara en contestar.

El camino de ribera existente entre el puente de Piedras y la Represa Manuel Lorenzo Pardo en la margen izquierda se encuentra en un total abandono con crecimiento de la vegetación sin control alguno, siendo considerado dicho abandono por los vecinos de la zona como la “Forma mas ruin de robar un paisaje”

Todos los basamentos de los puentes se encuentran jalonados de PINTADAS, que degradan la imagen de la ciudad al tiempo que deterioran el patrimonio de la misma. Es preciso proceder a su total eliminación.

 

REPRESA MANUEL LORENZO PARDO.

 

Esta instalación precisa de un control y funcionamiento adecuado a las demandas hídricas, sociales, vecinales, y deportivas que cada momento demande.

Las bollas de defensa, y las compuertas de estanqueidad, tienen que estar en continua posibilidad de ser utilizadas, la exclusa de navegación con posibilidad de ser utilizada tanto por deportistas como por los equipos de rescate, y la iluminación con la que fue dotada dicha obra en funcionamiento.

 

VEGETACION EN GENERAL:

 

A lo largo de todo el recorrido urbano es preciso proceder a controlar el crecimiento de las distintas especies, posibilitando la aproximación de la ciudadanía, a la lamina de agua, y disfrutar de las zonas de sol o sombra según lo diseñado en el 2008.

 

ELEMENTOS DE AXILIO A LA NAVEGACION.

 

Los “Duques de Alba” y pantalanes, tienen que ser restaurados para su utilización por la ciudadanía tal y como fueron diseñados.

Esto nos lleva a una conclusión general.

 La transformación positiva de la ciudad es de tal importancia por calidad y magnitud, sobre todo por el aporte de valores generados en el entorno del Ebro, que nos obliga a resaltar aquellos puntos que ponen en peligro los logros obtenidos.

 La pervivencia de un río se sostiene en sus parámetros siendo el más importante su capacidad hídrica, razón por la cual demandamos la determinación y el mantenimiento de caudales ecológicos que permitan la pervivencia de las especies sin atrofizaciones de ningún tipo

 La pérdida de capacidad de la caja supone la amenaza generalizada, ya que las periódicas avenidas seguirán apareciendo, y al no poder pasar por donde debería, pasarán sobre las orillas arruinando aquello que hoy nos enorgullece, causando daños en propiedades públicas y posiblemente privadas.

 La pérdida de capacidad limita la movilidad dentro del cauce, al tiempo que facilita el crecimiento de modo inusual de plantas que son la causa de la proliferación de insectos, en un momento en que la población tiene asumido como un derecho el disfrute de un espacio natural.

 La pérdida de capacidad limita las prácticas deportivas o turísticas, afectando no solo a estos campos sociales. Otra gran limitación la encontramos en la posibilidad de desplazarse con agilidad a las unidades de emergencia o auxilio, Cruz Roja, Policía, Bomberos, unidades de rescate y auxilio que pueden ser demandados por causas muy diversas, accidentes, agresiones, catástrofes, si estos cuerpos no pueden moverse adecuadamente la magnitud de los daños sin lugar a dudas será mayor. Razón por la cual demandamos dotar las márgenes de accesos adecuados que no impidan o limiten esas asistencias, no pudiendo mantener limitadas las asistencias a un único acceso

 De esas practicas se desprenden necesidades sociales. Siendo común la presencia de usuarios del cauce se considera necesario despejar las márgenes de vegetación molesta, entendiendo que se solicita el corte de todas aquellas ramas que crezcan por debajo de la altura de 3,00 metros, ya que dicha vegetación dificulta la visión de la lamina de agua y por lo tanto la percepción de situaciones de peligro, peligro que podrá ser mas fácilmente detectado si se estudia y dota de iluminación las zonas de entrenamiento en las épocas de invierno.

 Del cauce tienen que ser retirados de modo urgente todos aquellos elementos peligrosos para utilización del mismo, al igual que todos los elementos ajenos a la dinámica fluvial que no supongan una perdida de los logros urbanos, buscando siempre la perpetuación de las márgenes del modo más natural posible, evitando cementaciones.

Igualmente consideramos imprescindible la dotación de una unidad de mantenimiento del cauce, unidad compuesta por una embarcación capaz de acometer trabajos de mantenimiento en la represa, corte y extracción de elementos vegetales, retiradas de algas, deforestación de los basamentos del Puente de Piedra, mantenimiento de boyas, Iluminación de Puentes.

Tenemos que considerar como natural la utilización del cauce por una población cada vez más interrelacionada con un entorno buscado y defendido, esa población, los usuarios del río tenemos que ser atendidos en nuestras demandas ya que somos los testigos de las necesidades del río.

 El ofrecimiento de colaboración queda expresado después de todo lo expuesto por un colectivo que tiene demostrado su conocimiento e interés de conservación de un medio natural, al que demandamos el máximo respeto.

-->
Síguenos
twitter instagram youtube
Colaboradores
advertisement advertisement advertisement advertisement