Ahorro de 8 millones en alquiler de sedes

 Zaragoza, 09 de Febrero de 2014

El Gobierno de Aragón ahorrará este año 8 millones de euros en alquiler de sedes con la reagrupación de distintas dependencias administrativas en el recinto de la Expo y en el edificio Pignatelli de Zaragoza.

El Ejecutivo aragonés ahorró 6,5 millones de euros en alquileres durante el año 2013 y la cifra ascenderá a 7,9 millones este año cuando se completen los traslados del Departamento de Educación, el de la Comisaría de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional y la empresa pública Sarga, que estrenarán ubicación en el recinto de la Expo, lo que supondrá un ahorro anual cercano al millón y medio de euros.

Actualmente, el Ejecutivo aragonés concentra ya la inmensa mayoría de sus dependencias administrativas en edificios de titularidad autonómica.

Desde que comenzó la legislatura se ha rescindido medio centenar de contratos de alquiler, de los cuales aproximadamente la mitad se han resuelto durante el pasado 2013.

El consejero de Hacienda y Administración Pública, José Luis Saz, ha señalado que el Gobierno de Aragón cumple así su compromiso de racionalizar el gasto público, prescindiendo de alquileres que resultaban innecesarios.

«Evitamos elevados pagos a propietarios particulares y potenciamos la utilización de otros espacios públicos que estaban desaprovechados«, ha indicado.

De esta forma, el Gobierno de Aragón ha impulsado el traslado de diferentes sedes administrativas al recinto Expo, que gestiona la sociedad pública Expo Zaragoza Empresarial.

Entre ellos, los juzgados de Zaragoza, que se han agrupado en la nueva Ciudad de la Justicia, lo que ha supuesto un ahorro de 1,6 millones de euros anuales gracias a la rescisión de los contratos de alquiler de antiguas dependencias judiciales ubicadas en la calle Alfonso, Doctor Fleming y Coso, más el traslado de la Audiencia Provincial de Zaragoza de la calle Pablo Gargallo a sus nuevas instalaciones en la calle Galo Ponte.

Al parque empresarial de la Expo se han trasladado durante 2013 las oficinas de empresas públicas como Avalia, Aragón Exterior, Sodiar, Turismo de Aragón y Nieve de Aragón, además de la propia sede de la entidad matriz, la Corporación Empresarial Pública de Aragón.

Con todo ello se ha conseguido un ahorro anual de medio millón de euros.

Anteriormente lo habían hecho la Dirección General de Urbanismo, las Federaciones Deportivas aragonesas (adscritas al Departamento de Educación) y organismos públicos como Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST), el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga), la Dirección Provincial del Inaem o el Instituto Aragonés del Agua.

Este año se van a acometer otros tres traslados: el del Departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, el de la Comisaría autonómica de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional y el de la empresa pública Sarga.

Todos ellos se ubicarán en el recinto Expo, lo que servirá para seguir dinamizando este parque empresarial y eliminar tres contratos de alquileres que actualmente suman casi un millón y medio de euros al año.

También habrá traslados de algunas dependencias al edificio Pignatelli, sede principal del Ejecutivo, lo que agiliza la gestión administrativa y la atención al ciudadano.

Es el caso del Departamento de Política Territorial e Interior, que dejó de pagar 440.000 euros en Puerta Cinegia, o de la Dirección General de Administración de Justicia, que hasta 2012 suponía un gasto anual de 187.000 euros en la calle Alfonso.

Saz ha explicado que «con estos traslados se producen ahorros muy importantes» y que se hace siempre «manteniendo la calidad de los servicios y en muchas ocasiones mejorándola, porque se trata de reagrupar las diferentes dependencias en instalaciones modernas como la Expo, o en el propio edificio Pignatelli».

«Esto reduce los desplazamientos y favorece que el trabajo diario sea más ágil y eficaz», ha añadido.

Otras dependencias que pasaron al Pignatelli fueron las oficinas del 060 en Paseo Pamplona o la Fundación Transpirenaica de la plaza Aragón.

Por su parte, la Dirección General de Alimentación dejó de pagar 250.000 euros anuales en Mercazaragoza y se trasladó a la sede de su propia consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en el edificio de la plaza de San Pedro Nolasco.

Entre el medio centenar de alquileres rescindidos también figuran la antigua sede del Instituto Aragonés del Agua en la calle Doctor Valcarreres (411.000 euros), la antigua consejería de Servicios Sociales en el Camino de las Torres (350.000 euros), la Dirección General de Trabajo que dejó su ubicación en la avenida César Augusto (175.000 euros) o el Instituto Aragonés de Servicios Sociales de Cesáreo Alierta (284.313 euros).

Fuente: Heraldo.