El alma recupera la luz

En mayo denunciábamos que la escultura «El alma del Ebro» de Jaume Plensa estaba sin luz, y tras preguntar al Ayuntamiento, nos dijeron que estaba apagada por «ahorro».

Pero hoy nos ha sorprendido que «El alma» ha vuelto a recuperar la luz, y además, con todas las luminarias arregladas y luciendo.

Nos alegramos y felicitamos al Ayuntamiento por su rectificación, no podía ser que una de las esculturas más fotografiadas de la ciudad, e imagen de la Zaragoza que nació en el 2008, no se pudiese ver de noche, cuando hasta hay un recorrido nocturno del bus turístico.

Todas las luminarias reparadas y funcionando.