El Ayuntamiento descarta prácticamente daños en infraestructuras municipales a causa de la riada

Zaragoza, 4 de marzo de 2015

El Ayuntamiento de Zaragoza ha descartado prácticamente daños en infraestructuras y equipamientos municipales a consecuencia de la última avenida extraordinaria del Ebro, que alcanzó en la capital aragonesa una altura de 6,10 metros.

«La ciudad ha aguantado bien y no va a sufrir ningún daño económico salvo el psicológico que haya podido causar a los vecinos», ha reconocido en rueda de prensa el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, quien ha asegurado que la capital va a alcanzar la normalidad «de manera inmediata».

Según el además responsable de las arcas municipales la ciudad «ha respondido según lo previsto» y en el caso de las instalaciones de la Expo en el meandro de Ranillas «demuestra que las cosas se hicieron bien y no se ha inundado».

Gimeno ha informado de que el Ayuntamiento tiene un seguro que cubre todos los daños de equipamiento e instalaciones, que asumirá el Consorcio de Seguros hasta los 60 millones de euros, cifra que no cree que se alcance.

En el caso del Parque del Agua los daños no los cubre el seguro pero «puede que lo cubra el decreto del Gobierno», ha apuntado el vicealcalde, quien no obstante ha explicado que este espacio ya se concibió para que fuera inundable.

Por ello, el equipo de Gobierno ha instado a los coordinadores y consejeros municipales para que elaboren un informe fotografiado de los equipamientos, instalaciones e infraestructuras que hayan podido verse afectadas.

Además ha informado de la reunión que ha mantenido con el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, para articular los mecanismos administrativos que se deriven en Zaragoza del decreto que aprobará el Consejo de Ministros el próximo viernes.

Gimeno ha explicado que ha propuesto al Ejecutivo poder a su disposición todos los medios para facilitar la información y ayudar a la ciudadanía en las reclamaciones, que se harán mediante dos vías: a través de los alcaldes pedáneos en el caso de los barrios rurales y lo que afecta a la ciudad.

Fuente: El Periodico

EBRO_DESBORDADO_194234011.jpg