El PSOE exige un plan integral para la recuperación y limpieza de las riberas del Ebro

Zaragoza 08 de Octubre de 2020

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza ha criticado el «abandono y la desidia» de las riberas del Ebro y todo su entorno. Los socialistas presentarán una moción en el próximo pleno parapedir al Gobierno PP-Cs una intervención urgente en estos espacios emblemáticos de la capital aragonesa.

«Las riberas y su entorno fueron uno de los grandes legados de la Exposición Internacional de 2008. Nos sentimos muy orgullosos de ello, pero la situación actual es de abandono, desidia y olvido. El Gobierno de Azcón está dando la espalda a los vecinos de las riberas y a todos los zaragozanos», ha manifestado la portavoz del PSOE, Lola Ranera, que ha visitado la zona acompañada de los concejales socialistas Alfonso Gómez y Ana Becerril, junto al vicepresidente de la Asociación Legado de la Expo, Miguel Ipas.

Las riberas del Ebro están llenas de basura, vegetación, ratas y excrementos, ha descrito el PSOE en una nota de prensa. Pero, además, durante la visita, «ha quedado patente la falta de mantenimiento» por parte del Ayuntamiento de Zaragoza de algunos de los elementos culturales y artísticos más representativos del frente fluvial.

«Vamos a exigir, a través de esa moción, que el Gobierno de la ciudad retome su cuidado y que esta zona recupere su esplendor. Esto se hace más necesario en un tiempo de pandemia como el actual, donde los espacios abiertos son muy importantes para la ciudadanía», ha indicado Alfonso Gómez.

Para la concejal socialista Ana Becerril, el abandono de las riberas del Ebro es una «muestra más» de la suciedad que se acumula en calles, plazas y parques de la ciudad. De hecho, Becerril ha defendido en el pasado pleno una moción en la que urgía un plan para intensificar la limpieza en Zaragoza, especialmente en los barrios.

«Es un problema que se repite, es generalizado. Tienen que tomar cartas en el asunto», ha subrayado la concejal socialista, Ana Becerril.

Fuente: La Vanguardia