Primeros trabajos para convertirlo en una residencia de mayores

Zaragoza 16 de Abril de 2017

 

Después de nueve años de abandono y ruina, el inacabado edificio que en su día se iba a destinar a ser el apartotel de la Expo ha iniciado su proceso de transformación en residencia de mayores. De momento, han concluido los primeros tareas de derribos interiores, desescombros y el vallado, para evitar problemas de seguridad y la entrada de okupas que habían proliferado en los últimos meses. Ahora, la empresa promotora, Vitalia Plus, aguarda la licencia de construcción, que podría concederse este mes de abril, con el objetivo de inaugurar el complejo asistencial a final de año o a principios de 2018.

En concreto, la nueva residencia tendrá 235 plazas en habitaciones dobles, individuales y suites. Además, están previstas otras 50 de centro de día. Según informó el presidente de Vitalia Plus, José María Cosculluela, se crearán 110 puestos de trabajo, entre médicos, enfermeras, fisioterapeutas, auxiliares…

Ocho millones de inversión

Vitalia Plus ha invertido 8 millones de euros en este proyecto, de los que 4 se han destinado a la adquisición del edificio a medio construir que se iba a destinar a apartotel. Su último propietario era Novo Banco, el antiguo banco portugués Spiritu Santo. Las negociaciones para la compra del inmueble estuvieron marcadas por las complicaciones, según explica Cosculluela, por la obligación de que el suministro energético corriera a cargo de Districlima, concesionario de los equipamientos del parque del Agua, que ofrece sus servicios a un precio mayor que otras empresas.

Finalmente, Vitalia Plus ha asumido la «obligatoriedad» de «engancharse» a Districlima. «Veremos a qué precio nos sale», dijo el responsable de la compañía. Al margen de esta dificultad, Cosculluela declaró que «la ubicación reúne unas condiciones espectaculares, con vistas al parque del Agua y a las torres del Pilar». «No va a haber ningún espacio que se le asemeje», concluyó.

Con el inicio de las obras por parte de Vitalia Plus se pone fin al proyecto de apartotel, que entró en una situación crítica en plena Expo. De hecho, estaba prevista su inauguración para la muestra. En ese año, la entonces contratista del edificio, el grupo inmobiliario Dico, ya empezó a tramitar la venta para salir del grave problema de liquidez que sufría, con las obras paralizadas y solo un 40% de la construcción ejecutada. Estaban previstos 93 estudios y 10 apartamentos suite.

Fuente: Heraldo