La Torre del Agua amplía sus visitas guiadas hasta Navidad

Zaragoza 14 de Octubre de 2022

La Torre del Agua podrá visitarse hasta las Navidades.

Expo Zaragoza Empresarial y la asociación Legado Expo han llegado a un acuerdo para ampliar el convenio, que expiraba elDía del Pilar, ante la «altísima demanda», con 1.500 visitantes desde junio y lista de espera para reencontrarse con este icono arquitectónico y con el Splash. A largo plazo, sin embargo, no hay planes para el edificio. La DGA paga por él más de 100.000 euros al año de IBI desde que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón anulase su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), pero, 14 años después del fin de la muestra internacional, la torre, que costó más de 50 millones de euros, sigue sin un uso definido.

Desde que acabase la Expo, la Torre del Agua ha sonado como mirador y como espacio museístico. También se planteó la posibilidad de abrir un restaurante panorámico en la última planta y de convertir su fachada en una pantalla gigante. Esto último lo valoró un grupo empresarial aragonés en 2019. Y aunque por ahora no ha habido avances, esta opción todavía no estaría del todo descartada.


Expo Zaragoza Empresarial sigue recibiendo muchas llamadas de empresas «interesadas en celebrar congresos y eventos puntuales», sin que por el momento haya ninguna cita cerrada para lo que resta de año o de cara a 2023.

Para la asociación Legado Expo, el aluvión de correos recibido en el último mes y medio demuestra que «la gente quiere ver la Torre abierta de forma permanente». «No entienden por qué sigue cerrada. Al final, no deja de ser un edificio público», dijo el vicepresidente del colectivo, Miguel Ipas.

La agrupación seguirá haciendo visitas gratuitas en función de la disponibilidad de sus voluntarios. «Este sábado tendremos una para los socios, y continuaremos la próxima semana», indicó. Los grupos, limitados a 15 personas, «suelen llenarse». «Cada una dura aproximadamente una hora. Los sábados podemos llegar a hacer cinco visitas, por lo que, cada semana, atendemos a alrededor de cien personas», calculó Ipas.

En ellas cuentan curiosidades de la propia torre y del Splash, así como de su origen y construcción. «Llegamos hasta la planta siete, desde la que puede verse la escultura», añadió. El colectivo seguirá gestionando las reservas a través de socios@legadoexpozaragoza.com. Pese a que en septiembre se ha hecho un esfuerzo para absorber la demanda, todavía quedan entre 20 y 30 personas pendientes de fecha.

La mayoría de los visitantes son de Zaragoza o de otros puntos de Aragón, ya que el sistema actual hace muy difícil llegar a otro tipo de turistas. «Recientemente hemos tenido gente de Francia o de la Comunidad Valenciana que venía con vecinos de aquí, pero no es lo habitual», comentó ayer el vicepresidente de Legado Expo.

Entre tanto, la asociación trabaja en el que será el 15 aniversario de muestra internacional, que se celebrará el próximo 14 de junio.

Fuente: Heraldo