Una gran muestra centrará los actos por los diez años de la Expo de Zaragoza

Zaragoza 16 de Diciembre de 2018

 

Una gran exposición de los diez años de la Expo de Zaragoza será la culminación de los actos que Legado Expo se encuentra preparando para conmemorar esta efeméride. Se tratará de una muestra que, según el presidente de la asociación, Juan Antonio Ibáñez, «no será una simple exposición de objetos, pasajes de lo que pasó, sino que argumentamos cuándo se hizo la Expo, cómo se hizo, cuál es el futuro de la zona y cuáles son las cuentas de la Expo, que nunca se han tratado de una manera seria».

Para su celebración, Legado Expo solicitó en el mes de octubre al Gobierno central la cesión del pabellón de España, aunque todavía no han recibido respuesta. «Esta Expo fue de España. Y España dijo que se realizaría en Zaragoza. El pabellón de España debe ser el lugar adecuado para hacerla porque es el génesis, volver al origen, vincular a la Administración un proyecto que debe ser común», ha señalado Ibáñez.

Además, confían en que la participación del Estado signifique un efecto dominó para que DGA y Ayuntamiento de Zaragoza se involucren en la celebración. «Sabemos que si el pabellón de España se vincula en este proyecto, por lo que estaría detrás el Gobierno de España, se vincularían la DGA y el Ayuntamiento. Eso es lo importante, que todas las piezas se vayan moviendo. Queremos que el décimo aniversario sea un movimiento de todo lo que ha pasado», ha afirmado.

En el fondo de la cuestión, el objetivo es que los actos signifiquen un punto de inflexión para «retomar los problemas que están encastrados y perdidos en el limbo», como «la reutilización de los grandes edificios o las incomprensibles paralizaciones de los proyectos del pabellón de España, de la torre del Agua, del pabellón de Aragón y del pabellón puente». «Existe una ausencia total de comunicación entre todas las Administraciones. Cada una va para su lado cuando acaba la Expo. Todo el mundo pierde el interés por lo que pasa y por los edificios», ha mantenido.

De esta forma, se celebraría un evento que permitió a Zaragoza «saltar al siglo XXI, o al XXII». «Se solucionaron en apenas tres años una carencia de infraestructuras que, a fecha de hoy, seguirían sin ser solucionadas. Estábamos proyectando desde hacía 20 años un puente que uniera el Actur y la otra zona del río. También a final de Pablo Ruiz Picasso había una rotonda que no conducía a nada. Se hicieron 25 puentes en Zaragoza en el Ebro, en el Huerva, en el Gállego, y el Canal Imperial. Se reformaron carreteras. Incluso las bicicletas vinieron como legado de Expo Zaragoza 2008», ha enumerado.

Al margen de esta exposición, Legado Expo está preparando otras propuestas con varias asociaciones con vinculación a la muestra internacional. «Sabemos que se va a hacer otra exposición con figuritas de la Expo en el Museo del Origami. Vamos a hacer muchísimas presentaciones, charlas, coloquios… Son tantas que si digo una me dejo otra», ha indicado.

Fuente: Aragonpress