Barbarie en el legado Cultural

Zaragoza 10 de Noviembre de 2016

La Carreta del Agua, obra de Atelier van Lieshout, instalada bajo el Puente de La Almozara, ha sido mutilada y parcialmente robada. Cinco representaciones humanas, cuatro que tiraban de la Carreta y otra que yacía extenuada en la parte posterior, han desaparecido.

La Carreta del Agua forma parte del conjunto de 20 intervenciones artísticas que se instalaron en las Riberas del Ebro y que forman parte del legado cultural de la Expo 2008.

Cualquier persona que pueda aportar algo de información, se ruega que se ponga en contacto con la policia.

Carreta_mutilada_500375987.jpg

 Lamentablemente no es la primera vez que el legado cultural de expo y las intervenciones artísticas de Expo, son víctimas del «Terrorismo Callejero» convertido en vandalismo incívico de cuatro delincuentes que acaban con el patrimoio cultural de la ciudad.

 No es la primera vez que éstas obras culturales derivadas del legado cultural de Expo, ha sido vandalizadas, y se han convertido en pizarras, dianas, espacios botellón, carteles del amor, dianas de punteria, bañeras de animales domesticos, piscinas publicas o que han molestado a una vecina cercana y han sido retiradas.

 En la actualidad, estas obras, se han convertido en colúmpios para los niños que suben por ellas (Alma del Ebro), o están apedreadas (Pantallas espectrales). Otras ya no son funcionales por que a alguna vecina le molestaba el audio que incorporaba la intervención (oreja parlante)

 Este tipo de hechos, han sido denunciado por ésta asociación desde hace años, sin que aparentemente las autoridades hayan puesto las medidas pertinentes eficaces para evitar estos actos cuando se han producido.

 Ya hace años, la Obra «Manierismo Rococó, fue vandalizada y apedreada varias veces,  y como consecuencia de ello, fue retirada del espacio que ocupaba para ser trasladada al hall de Seminario de la ciudad.

Desde la asociación, despreciamos profundamente estos hechos, asi como a los que los producen y a los que los consienten y toleran.

Al final, viendo como esta ciudad cuida su legado y lo que la expo le ofreció… igual acabamos dando la razón alos que opinan que no nos merecíamos una Expo….