Preparando el "X"

Zaragoza 22 de Noviembre de 2017

Desde hace meses, ésta asociación ha ido trabajando y preparando lo que será el décimo aniversario de Expo 2008. Para ello y por ello, nos hemos reunido en las últimas semanas con diferentes grupos políticos de ésta ciudad, tanto en el Ayuntamiento de Zaragoza, como Cortes de Aragón y DGA, asi como otras entidades o insituciones que hemos considerado relevantes.

En esta tiempo, hemos hablado con los principales grups politicos de nuestra ciudad; Pp; Psoe, Cciudadanos, Par, hemos hablado con el Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, con Expo Zaragoza Empresarial y con Ibercaja. Igualmente hemos asisitido al pleno del ayuntamiento de Zaragoza apoyando la mocion presentada por el grupo municipoal del pp y que fue aprobada  por unanimidad para que Zaragoza realice actos del X Aniversario de Expo Zaragoza.

Igualmente hemos solicitado hablar con la DGA y otros grupos políticos e insittiuciones que aun no nos han dado un hueco en su agenda.

A todas esas reurniones, hemos ido con un  proyecto debajo del brazo. Un tipo de «Aniversario» que no se queda solamente en una sucesion de actos festivos conmemorativos. Es cuestión de responsabilidad.

 Una cuestión de Responsabilidad….

  Diez años después, la Asociación Legado Expo considera que el decimo aniversario de la muestra, debe ser «el momento» concreto en que se vuelva a mirar a los orígenes de la expo, a ese esfuerzo conjunto que «TODOS» los aragoneses y zaragozanos manifestaron por su ciudad y su tierra.

   Es ya momento de olvidarse de divisiones y enfrentamientos entre las instituciones y de salvar los problemas que la post expo ha dejado en el legado de la muestra en la ultima década.    Diez años más tarde: 2008… 2009, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16… 2017 y 2018.

 Diez Años después, una crisis económica brutal, un cambio de forma de ver el mundo, una burbuja inmobiliaria, cambios en el panorama político mundial, miles de horas perdidas en debates sin fin, años de reproches, culpas, acusaciones, proyectos que se hacen y se caen, papel mojado….

 Diez años más tarde.  Hoy, en 2017, ya da igual quién tuvo o no tuvo las culpa de nada.

 A las puertas de un aniversario redondo del mayor evento que Zaragoza y Aragón ha tenido en muchas décadas y que cambió profundamente la fisonomía de esta ciudad y de esta comunidad autónoma, ya da igual quien tenía o quien no tenía razón.  Ya da igual el épico e incansable debate de razones o sinrazones.

 Hoy queremos abordar este debate del decimo aniversario de Expo, no solamente como una ocasión lúdica de simple memoria irreflexiva, sino como una nueva oportunidad y de responsabilidad generalizada para retomar e impulsar el debate que verdaderamente importa, aquel que reconduzca el abandono generalizado hacia el reaprovechamiento de todo lo bueno que dejo aquel año 2008.

 Es una irresponsabilidad no aprovechar económicamente el legado que está en Zaragoza, (Aragón, España, Europa)  y que puede ser una aportación más de todo el desarrollo turístico y económico que ésta ciudad y ésta comunidad ha empezado a retomar. Es una irresponsabilidad seguir perdidos en debates yermos que no conducen a nada mientras emblemas que pueden ser pequeños motores económicos se pierden en cajones que nadie abre de despachos. Es una irresponsabilidad no haber aprovechado aquella velocidad de crucero con que acabó aquel evento de 2008, y que ha acabado con aquella locomotora parada en una vía muerta.

 Hoy, en las puertas de ese decimo aniversario, No queremos fuegos artificiales, ni actos protocolarios que nos sirvan solo para mirarnos el ombligo.

 Queremos sea una excusa, un acto de responsabilidad generalizada para que todos los agentes políticos, sociales y económicos, recuerden lo que fuimos y empujemos de nuevo esa máquina para que pueda viajar nuevamente con rumbo al futuro.

 Esta Aniversario es eso es eso. Un mirada a lo que fuimos, lo que hicimos y sobre todo, una manera de recuperar el espíritu de 2008, cuando creíamos que nada iba a salir mal. Es una mirada a lo que se hizo, pero lo más importante, es que es una posibilidad única, la última posibilidad, para que nos centremos de nuevo en lo que falta por hacer y por aprovechar.

 Lo importante no es lo que hicimos, sino lo que aun nos queda por hacer. Sería una irresponsabilidad imperdonable, no darse una segunda oportunidad para todos juntos, unidos, tratar de hacer las cosas bien.

Es por ello que de nuevo, el décimo aniversario de Expo, debe ser aprovechado como un revulsivo de todo el Legado que dejó la muestra, tanto para poner en valor este legado, como para buscar de una manera sensata, coordinada y cooperativa entre las instituciones una resolución final a los problemas de reutilización del legado de 2018, principalmente centrándonos en los grandes iconos de Expo, pero igualmente en el mantenimiento de las infraestructuras, legado material e inmaterial de la expo. (Intervenciones artísticas, gestor documental, legado inmaterial, materiales de la memoria, proyección internacional de Zaragoza a través del Legado