Sobre el Pabellón de Aragón

Zaragoza 20 de febrero de 2017

El pabellón de Aragón, desde el punto de vista arquitectónico y sobre las posibilidades que pueden ofrecer sus particularidades, es una gran desconocido. Buceando en internet, hemos encontrado este artículo que nos ayuda a conocerlo de nuevo:

PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DEL PABELLÓN DE ARAGÓN

Expo Zaragoza 2008. Agua y Desarrollo Sostenible.

Zaragoza, fundada hace dos mil años por los romanos, alberga por segunda vez esta exposición. La anterior fue precisamente cien años atrás, en 1908, fecha que coincidió, a su vez, con el centenario del fallido sitio por parte de fuerzas de Napoleón en 1808. La última EXPO realizada en España fue Sevilla ’92.

El pabellón está elevado sobre tres núcleos estructurales y de comunicación liberando el espacio de planta baja para crear una plaza y ceder un espacio libre al conjunto de la expo. A esa plaza se superponen cuatro niveles. Inicialmente se construyen únicamente dos, para la exposición, durante la cual funcionará el pabellón de Aragón. Para su uso posterior, como departamento del Gobierno de Aragón, se construirán los otros dos niveles. El edificio se desarrolla en una planta de 50 x 50 metros, con sutiles diferencias en cada nivel, creciendo y decreciendo según la forma de la envolvente.

Estos niveles están atravesados por nueve piezas que conforman la estructura vertical del edificio. Tres de ellas, las “patas” con estructura de pantalla de hormigón, llegan hasta la cimentación. Las otras seis, de estructura tubular en acero, constituyen patios de iluminación y de ventilación de los espacios más interiores.

Imagen 3D interior donde se aprecian las columnas
Imagen 3D con sólo el esqueleto de las columnas
Imagen 3D del interior donde se aprecia la estructura de columnas

Cada patio tiene un material y un color propio. El color es el mismo tanto en la superficie vidriada como en la superficie opaca, de esta forma es reconocible como pieza única. Estos patios servirán de soporte de audiovisuales, objetos, textos, etc. El paseo entre estos patios mostrarán los diversos paisajes que el agua ha creado en Aragón. De esta forma, cada nivel del edificio queda definido por el espacio intersticial que dejan estas piezas en su paso a través de los pisos y de la envolvente.

El cerramiento exterior del edificio es una urdimbre de paneles de vidrio y de micro-hormigón prefabricado que tejen una piel continua. Esta envolvente es más opaca en la base y más transparente en la parte superior hasta llegar a una terraza con vistas a la ciudad, al río Ebro y al conjunto de la expo. La estructura actúa como parasol y se complementa con los dispositivos de oscurecimiento normales.

Imagen 3D exterior donde se aprecia la estructura

Memoria original:

Pabellón de Aragón para la Exposición Internacional Zaragoza Expo 2008 y futura consejería del Gobierno de Aragón.

Arquitectura: Olano y Mendo arquitectos S.L.
Autores: Daniel Olano Pérez, arquitecto.
Alberto Mendo Martínez, arquitecto.
Andrés Navarro Borque, arquitecto.
Gabriel Lassa Cabello, arquitecto.
Consultoría de instalaciones: Pedro Ibáñez, Estudio PVI.
Consultoría de estructuras: MC-2.
Imágenes: Atelier imagen

DEFINICIÓN DEL PROYECTO

El proyecto propone un edificio elevado sobre tres núcleos estructurales y de comunicación que a modo de «patas tecnológicas», permiten liberar el espacio de planta baja para crear una plaza tipo palenque, cediendo un espacio libre al recinto expo en su nivel de circulación principal.

Sobre esa plaza se elevan cuatro niveles. Inicialmente se construyen únicamente dos, para el periodo expo, durante el cual el edificio es el pabellón de Aragón, y alberga un contenido expositivo menos exigente en superficie que el de su uso posterior, el Departamento del Gobierno de Aragón, donde alcanzará la totalidad de los niveles proyectados.

El edificio se desarrolla en una planta de 50 x 50 metros, con sutiles diferencias en cada nivel, creciendo y decreciendo según el contorno definido por su envolvente.

Patios interiores. Paisajes de Aragón.

Estos niveles o planos horizontales están atravesados por nueve piezas de caras planas delimitadas por aristas, que son los elementos que conforman la estructura vertical del edificio.

Tres de estos elementos, las «patas»con estructura de pantalla de hormigón, llegan hasta cimentación, trasladando los esfuerzos verticales.

Croquis 3D de la estructura interior de columnas

Los restantes seis elementos, de estructura tubular en acero, dejan libre el espacio delimitado por sus caras, convirtiéndose en patios de iluminación y de ventilación de los espacios más interiores del pabellón.

Cada patio tiene un desarrollo material y cromático en sus caras, siempre en combinación de dos elementos, paneles opacos de color y planos de vidrio con tono de color.

El color es el mismo para una pieza tanto en su superficie vidriada como en la superficie opaca, de esta forma es reconocible como pieza unitaria dentro del espacio.

Estos patios, son los elementos que servirán de soporte para la exposición, creando posibilidades de ubicación de audiovisuales, objetos, textos, a lo largo de sus planos, en el interior de sus patios o sobre sus vidrios, siendo el paseo entre estos patios, un descubrimiento de los diversos paisajes que el agua ha creado en Aragón.

Sección vertical de la estructura de patios

De esta forma, cada nivel del edificio, queda definido por el espacio intersticial que dejan estas piezas en su paso a través de los forjados del edificio y por la envolvente de cierre perimetral.

Envolvente. Urdimbre.

El cerramiento exterior del edificio, está planteado como una urdimbre de múltiples planos de líneas quebradas.

Dicha envolvente se confecciona mediante planos que en solución material en vidrio o en panel de microhormigón prefabricado blanco, reforzado con fibra de vidrio, (G.R.C.), tejen una envolvente continua.

Imagen 3D exterior del futuro Pabellón de Aragón

Esta envolvente, presenta mayor opacidad en los niveles de la base, para volverse más transparente conforme asciende en la vertical, hacia el último nivel, que se configura como una terraza hacia la ciudad y el conjunto de la expo, precisando por ello, una limpieza visual para aprehender los paisajes y las siluetas urbanas de la ciudad y el río.

La estructura de fachada, con sus montantes verticales y chapas horizontales, se configura como un continuo parasol, que a un intervalo medio de 1.35 m, actúa como protector solar en los meses más desfavorables (verano), cuando la incidencia es más intensa y la inclinación solar mayor; mientras que durante el resto del año, permite la entrada agradable de radiación térmica y lumínica, estando ésta última regulada por sistemas de oscurecimiento cuando su intensidad es excesiva.

En la planta cuarta, y debido a la inclinación de los paños de fachada, el cerramiento se convierte en un lucernario, que en sus orientaciones más desfavorables, presenta un tratamiento serigrafiado del vidrio, para reducir el factor solar y adecuarlo a valores óptimos de confort.

Imagen 3D del lucernario desde el interior

Para volver al inicio del artículo pulse aquí

APORTACIONES DEL PROYECTO A LA EXPO 2008

El edificio libera su parte baja para aumentar el espacio público en uno de los accesos principales recinto expo, completando el vestíbulo de entrada con una plaza-palenque, con vocación de ser un espacio a realizar manifestaciones culturales.

Próximo en sus límites a la cubierta vegetal que cubre el grueso de los pabellones expositivos, pero al margen de ellos, se muestra con un carácter diferente y tiene un carácter de pieza exenta respecto al conjunto. Su volumetría permite ser foco de atención de las visuales desde el acceso peatonal del pabellón-puente, a la vez que disfrutar de una vista dominante del conjunto desde los niveles superiores del edificio.

El edificio invita a entrar mediante tres «lenguas» o «alfombras» que se direccionan según los flujos principales de circulación dentro del recinto expo tanto en su entrada como en su salida. De esta forma, los accesos actúan como charnelas dentro de las circulaciones del recinto, permitiendo una circulación fluida del visitante dentro del entorno expo y creando un espacio de sosiego de la circulación en su plaza-palenque, posibilitando la interacción social mediante la adecuada climatización de su entorno próximo creando un microclima.

EL PROYECTO Y EL AGUA

El río Ebro, su trayectoria dentro del territorio aragonés supone una columna vertebral de la región, a nivel político, económico, y social. Por ello, el pabellón de Aragón, quiere mostrar en su volumetría esa relación región-río, e indicar la búsqueda del agua, una direccionalidad hacia el Ebro y sus ríos afluentes, que han sido y son el elemento definitorio de la región. Esa pulsión también toma la dirección de la ciudad histórica de Zaragoza, cuyas vistas se ofrecen en panorámica inigualable desde los niveles superiores del pabellón, apreciando en término próximo, la Basílica del Pilar.

Los criterios bioclimáticos optimizan el diseño del edificio integrándose en los elementos arquitectónicos;

A – Fachadas

La urdimbre del «cesto» o piel del edificio, de múltiples planos y relieves ordenadas según líneas quebradas con desfases alterados, permite conseguir:

– protección solar con parasoles verticales y horizontales

– capacidad de reflexión de la radiación en los vidrios seleccionados

– aislamiento térmico frente al transmisión

– ventilación natural inducida por tiro vertical en el aire exterior

La protección conseguida con todo ello permite conseguir un «factor solar» del orden del 35%, en consecuencia, un gran ahorro energético, por este concepto en el régimen de climatización de verano e incluso épocas intermedias.

Esta protección no impide conseguir una iluminación natural uniforme y matizada, sin deslumbramientos.

B – Cubierta

La solución propuesta con «cubierta vegetal» proporciona al edificio un gran aislamiento térmico en su cerramiento superior, castigado permanentemente por la radiación solar.

C – Patios interiores

Los patos interiores resolverán funciones de gran importancia en la solución propuesta para el edificio, a saber:

– entrada de luz natural en las zonas internas de las plantas.

– aprovechamiento de sus lados para conseguir superficies expositivas, murales, etc. en coordinación con lo anterior.

– entrada o salida de aire de ventilación, controlado.

D – Apantallamiento climático del entorno del edificio.

Las características y naturaleza del edificio, los usos previsibles y deseables del mismo, que llevarán consigo la presencia y movimiento de gran cantidad de público, aconsejan adoptar disposiciones que faciliten el confort y bienestar así como la distracción y el espectáculo propias del periodo Expo 2008.

Para conseguirlo se contemplan en el anteproyecto las siguientes soluciones:

a – Microclima por vaporización

El entorno del edificio dispondrá de un sistema sectorizado para pulverizar agua, rebajando con ello la temperatura ambiental existente en la proximidad y espacios afines al edificio y, en su caso coordinadamente con las soluciones generales de la Expo, la plaza o ámbito que se defina.

Además del logro climático buscado, esta solución permitirá conseguir otros efectos (luminotécnicos, ambientales, espectaculares,…)

Imagen 3D del interior del edificio donde se aprecian los efectos

b – Palenque protegido

La solución diseñada para que el edificio quede elevado respecto de la cota exterior, permite disponer bajo el mismo, de un gran espacio protegido ambientalmente de la radiación solar y de las altas temperaturas mediante la pulverización de agua en el entorno, expuesta anteriormente.

Este ámbito puede ser utilizado durante el periodo Expo 2008 como contrapunto a otros espacios públicos del recinto e incluso como «palenque» o lugar de celebraciones, presentaciones y diversos actos que puede organizar la Sociedad Expo Agua 2008.

Una vez resuelto el comportamiento «pasivo» previo exigible a las soluciones constructivas del edificio, tienen que determinarse las soluciones energéticas «activas» o sea aquellas que conllevan demanda de potencia y consumo de energía.

Las soluciones adoptadas en este anteproyecto son consecuentes con los criterios «pasivos» anteriormente expuestos y, en gran medida, con el aprovechamiento y respeto de las energías medioambientales. Bajo estos principios se proponen las siguientes disponibilidades:

E – Captación de energía solar

La morfología adoptada permitirá que el edificio pueda disponer, en su planta de cubierta de unas superficies de captación de energía solar para su transformación fotovoltaica en energía eléctrica, con la cual completar el provechoso balance de energía del edificio.

FUENTE: http://arquiweb.orgfree.com/articulos/pabellon.htm#inicio_pab