El Ayuntamiento pide a Expo Empresarial que exija a la CAI cumplir el contrato de la Torre del Agua

Zaragoza, 15 de Mayo de 2013

El Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado al presidente de la sociedad Zaragoza Expo Empresarial, Rafael Fernández Alarcón, a través del representante municipal en la sociedad, Jerónimo Blasco, que exija a Caja Inmaculada (CAI) el «cumplimiento de las obligaciones económicas derivadas del contrato que le otorga la gestión de la Torre del Agua».

Así, en una carta remitida a Fernández Alarcón, Blasco ha instado al presidente a que tome «las medidas oportunas para terminar con el incumplimiento de la CAI de su contrato» y que consiga que «asuma el pago de las gastos que debería haber realizado (mantenimiento y tributos) y el coste de la recolocación de la escultura Splash».

En esta línea, se insiste igualmente en que Caja Inmaculada «debe costear el contenido expográfico que vaya a ejecutarse en el edificio».

En el mismo escrito el Ayuntamiento propone nuevos proyectos de aprovechamiento para el equipamiento, como el de restaurante-mirador en la última planta y en la cubierta.

«Mediante la fórmula de la concesión a una entidad privada, que asuma el coste de la obra y su explotación, entendemos que es factible», ha opinado Jerónimo Blasco.

En este sentido, el consejero municipal ha planteado que el Ayuntamiento, a través de la Sociedad ZGZ, encargada de la gestión del Parque del Agua y de los concesionarios privados allí ubicados, «puede gestionar la búsqueda de empresas y entidades para estos usos, mediante una encomienda de gestión».

Por último, ha propuesto a la Sociedad Expo Zaragoza Empresarial que «mientras dure la tramitación de estas iniciativas sería deseable abrir la Torre del Agua a visitantes, siguiendo el modelo del Pabellón Puente«.

«Disposición extraordinaria»

Desde Caja Inmaculada han precisado que hay una «disposición excelente» con la sociedad pública para «resolver pronto y de la mejor forma este asunto, partiendo de la base de que CAI no ha tomado posesión del edificio, ni ha asumido la gestión».

Fuentes de CAI han detallado que ambas partes «tienen una disposición extraordinaria para resolver el contrato firmado».

También han puntualizado que la situación ha cambiado y «ahora la prioridad son otras necesidades sociales más importantes generadas por la crisis económica, frente a la idea original de hace años».