El Palacio de Congresos de Zaragoza "consigue ser autosuficiente"

Zaragoza 3 Enero de 2012

El Palacio de Congresos de Zaragoza ha celebrado durante 2011 un total de 63 actos y ha estado ocupado 115 días, convirtiéndose así en un edificio «autosuficiente» que ha dejado de generar costes a las administraciones.

Así lo han explicado en una conferencia de prensa en la capital aragonesa el presidente de Feria de Zaragoza, Manuel Teruel, y la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, quienes han hecho un balance de los doce primeros meses de gestión de Feria al frente del Palacio de Congresos.

Teruel ha insistido en que se trata de un «magnífico» palacio y «un referente» por sus instalaciones, por su polivalencia y por su entorno, a su juicio «el paisaje más bello de Zaragoza».

Y en sus salas, durante 2011, se han celebrado 63 eventos y ha estado ocupado 115 días, un número «importante» según el presidente de Feria, teniendo en cuenta la crisis económica actual y la competitividad existente.

Además, ha querido dejar claro que el palacio no ha tenido coste alguno para la Cámara y tampoco para el Gobierno de Aragón, ya que con la celebración de estos actos ha logrado financiarse, aunque ha querido agradecer la labor del personal de feria, muy implicado en este proyecto.

Programación para 2012

Para el próximo año ya se tienen contratados 40 acontecimientos, entre ellos un Congreso de Diabetes y Obesidad y otro de Reumatología; los conciertos de Russian Red, Vetusta Morla, Loquillo, B-vocal o Bebe; el musical de la Bella y la Bestia; galas de belleza o deporte y un concurso musical, entre otros.

Teruel ha remarcado que cada euro que genera el palacio de congresos «lo gana la ciudad», ya que según un estudio realizado por la Feria de Zaragoza cada persona que participa en un congreso se deja en la ciudad unos 500 euros, y ha apuntado que todo lo que se gane se reinvertirá en el propio edificio, con el objetivo de hacerlo aún más polivalente.

Sobre este asunto, Dolores Serrat ha valorado que «se ha dado un giro» en la gestión del edificio, ya que se ha pasado de generar costes importantes al Gobierno a ser autosuficiente en su mantenimiento, «por lo bien que se organizan los eventos».

«Se ha roto una inercia de parálisis», ha sentenciado la consejera, quien ha destacado el valor de este espacio «singular» y «especial» por su arquitectura, su ubicación «estratégica y privilegiada», así como por su «funcionalidad y versatilidad».

Aunque ha mostrado su satisfacción por esos 63 eventos celebrados, ha considerado que se debe marcar el reto de atraer más, porque el edificio admite congresos pero también reuniones de empresa, exposiciones o actuaciones culturales.

En su intervención, la consejera ha hecho una apuesta clara por la cultura como «fuente de riqueza» y «elemento de desarrollo social y económico», pero ha opinado que sólo es cultura cuando «se hace desde la libertad» y «no puede depender» de las administraciones.

Así, ha apostado por apoyar a las empresas culturales, y más teniendo en cuenta el «alto nivel de creatividad» existente en Aragón, pero a través de la colaboración público-privada, una forma de garantizar «una actividad cultural potente» y «una exigencia» en épocas de crisis como la actual.

Otro de los objetivos de su departamento es garantizar el acceso de los aragoneses a actividades culturales, y para ello se deben adaptar los programas a diferentes manifestaciones artísticas.

En este ámbito ha considerado fundamental la coordinación entre administraciones, «para evitar duplicidades o distorsiones».

Serrat ha comentado también que es clave abrir las puertas a la internacionalización y a las nuevas tecnologías, un «desafío» muy importante que se debe tener en cuenta en este sector «por la alta competitividad».

Fuente: Heraldo de Aragon