El recinto Expo espera llegar a los mil empleados este año

 Zaragoza, 11 de Julio de 2013

Más del 60% del espacio comercial de Expo Zaragoza Empresarial ya está ocupado. Actualmente, unas 700 personas trabajan en este espacio, pero la cifra podría alcanzar los 1.000 puestos en este ejercicio. La Ciudad de la Justicia o la Tesorería de la Seguridad Social son algunos de los habitantes del recinto Expo.

El director gerente de Expo Zaragoza Empresarial, Jesús Andreu, confía en que pronto se mejoren los accesos a la zona a través del transporte público. Los últimos en llegar han sido una tienda y tres locales de restauración

El empuje que está experimentando la zona, gracias a la inauguración de la Ciudad de la Justicia y al impulso del parque empresarial, está cristalizando en la ampliación de la oferta de servicios. Así, a comienzos del mes de junio, abrió sus puertas “La tienda molona”, un establecimiento que ofrece prensa, papelería, panadería, algo de comida preparada y productos variados, en un local comercial del edificio 63A. También ha entrado en funcionamiento recientemente un negocio de restauración de la firma Bocatelia, que se sumará a la cafetería Impass.

VIII ENCUENTRO EMPRESARIAL

La sociedad pública Expo Zaragoza Empresarial continúa avanzando en la generación de actividad económica en el recinto de Ranillas. Las instalaciones han acogido el VIII Encuentro Empresarial Expo Dinamiza. El objetivo, según ha concretado Andreu, es “conseguir una comunidad empresarial para mejorar el sector y el desarrollo”.

A lo largo de estos ocho encuentros se han tratado temas como la financiación, las nuevas tecnologías o el I+D. Todo ello, ha indicado Andreu, “profundiza en el desarrollo empresarial y permite que estas empresas puedan seguir colaborando y creciendo para mejorar la gestión”.

El responsable de Grandes Cuentas en el Departamento de Marketing de Adidas España, Juan Carlos Gordo, ha sido el ponente estrella de este encuentro. Con su conferencia “Fidelidad al posicionamiento para salir reforzado de la crisis”, ha hecho especial hincapié en la importancia de dar siempre al consumidor lo que busca.

Los ejes que deberían centrar las actuaciones de los directivos, tal y como ha insistido Gordo, han de girar en torno a la búsqueda de las ventajas diferenciales respecto a otros productos de otras empresas.

Las empresas aragonesas “deben estudiar lo que nos rodea y analizarnos internamente”, ha explicado Juan Carlos Gordo. “Hace falta mucha confianza y fijarnos en lo que hacen las empresas grandes para trasladarlo en formato reducido a las pequeñas”, ha concluido.

Empresas, bares y tiendas llegan a la Expo

Ya hay vida en el recinto Expo. Después de cinco años de edificios vacíos, obras y vallas, ahora se ven oficinas ocupadas, bares y tiendas abiertos, otros locales preparados para su próxima apertura, abogados que van a la Ciudad de la Justicia, trabajadores de otras empresas y gente de paso.

La Ciudad de la Justicia comenzó su traslado al recinto Expo el pasado 20 de mayo, y está funcionando como motor
del parque empresarial. En la actualidad trabajan en el recinto Expo unas 700 personas, pertenecientes a empresas privadas y a organismos públicos (como la Ciudad de la Justicia, la Tesorería General de la Seguridad Social, la Corporación Empresarial Pública de Aragón, las Federaciones Deportivas o la Dirección Provincial del INAEM). Ahora está ocupado el 63% de la superficie habilitada para venta o alquiler en el recinto Expo.

Se espera que en los próximos meses termine el traslado de los juzgados, que se traslade la Consejería de Educación, la Dirección General de Tráfico o la Comisaría Central de la Policía Nacional, además de empresas privadas. También está pendiente el traslado de RTVE, el Grupo Jorge y el Banco Popular, que compraron sus espacios. Expo Zaragoza Empresarial, que gestiona el recinto, calcula que dentro de un año habrá 2.000 personas trabajando y cerca de 5.000 visitantes diarios a la Ciudad de la Justicia.

«Al principio, cuando comenzamos a comercializar oficinas y locales había cierta incertidumbre. Ahora estamos viendo el despegue del parque empresarial. La llegada de la Ciudad de la Justicia ha sido muy importante y se produce un efecto llamada. Tenemos varias negociaciones abiertas para traer nuevas empresas y negocios», asegura Miguel Sánchez, director comercial de Expo Zaragoza Empresarial. Sánchez apunta que no han bajado los precios de los locales, pero sí han «flexibilizado» algunas condiciones.

Bares, una papelería y otra tienda

Junto a las empresas, está despegando la zona de servicios. En el recinto Expo hay doce locales comerciales disponibles en una primera fase y otros seis en un edificio que aún no está acondicionado. «Tenemos tres locales ocupados, otros comprometidos y negociaciones abiertas para instalar nuevos negocios que den servicio a los trabajadores y visitantes de la zona», explica Miguel Sánchez.

El primero que llegó fue el bar Impass, que abrió en septiembre de 2011. «Vinimos muy pronto. Han sido dos años muy duros, con menos clientes de los que habíamos previsto. Nos ha afectado mucho el retraso en la llegada de empresas y organismos públicos. Ahora confiamos en que después del verano podamos remontar. Ya se nota más afluencia de gente», cuenta Germán Conte. «Abrimos todos los días de 7.30 a 22.30 y los sábados hasta las doce de la noche. La hora punta es las 11.00, cuando vienen a tomar el café los funcionarios», comenta. También sirven comidas de menú y carta.

El segundo fue La tienda molona, una papelería-panadería que abrió a principios de junio. «Estamos contentos en el inicio. Cada día viene gente nueva a los juzgados y nos van conociendo poco a poco. Creemos que estamos en un buen sitio y que va a funcionar. Dentro de un tiempo, la Expo será como una pequeña ciudad«, afirma Raúl Rozas, el dueño de La tienda molona. Venden prensa, pan, bollería, refrescos, regalos, hacen fotocopias y se puede cargar la tarjeta bus o la ciudadana. «Yo trabajaba en logística, pero mi empresa cerró y me tocó reinventarme. Mi mujer y yo queríamos abrir la tienda en el centro, pero allí hay más competencia y nos recomendaron venir a la zona de la Expo», apunta.

Tras ellos, el siguiente negocio es otro bar: Bocatelia, que tiene previsto abrir este lunes o martes. Desde Expo Zaragoza Empresarial señalan que están negociando la instalación de más locales de hostelería y otro tipo de servicios como oficinas bancarias, una tienda de alimentación, una agencia de viajes o una guardería.

Además, el Acuario reabrió su bar-cafetería el pasado 29 de enero y planea abrir otro bar en la planta calle de su edificio para dar servicio a los nuevos trabajadores que están llegando a la Expo.

Fuente: Heraldo