Gigantes y Cabezudos

Zaragoza, 25 de Noviembre de 2013

La comparsa de gigantes y cabezudos de Zaragoza está formada por 12 gigantes y 9 cabezudos aunque el números de unos y otros ha variado a lo largo de su historia. Todos eran personajes populares conocidos e incluso personajes reales que vivieron en la ciudad y formaron parte de la historia de Zaragoza.

El pasado 23 de Noviembre, la comparsa visitó de nuevo el espacio Expo y se adentró por primera vez en su larga História por uno de los emblemas de la nueva Zaragoza a la que representan: El Pabellón Puente.

Desde 2008, nos han venido diciendo que éste espacio, (y todos los demás del Legado de Expo) iban a ser «tal o cual»… que los veríamos convertidos en «esto y aquello»….. y asi, hemos ido alejando de los ciudadanos el concepto «propio» de estos edificios que la ciudadania tiene que asimilar como algo suyo.

Nos dicen que son «malos tiempos», que no es posible abrir las puertas para que la ciudad los llene de vida y así, en ese gris paisaje, nos acabamos convenciendo que esos blancos edificios de diseño, sólo son eso… lugares asépticos, elitistas, objetos de culto y que no los podemos sinó mirar desde fuera.

Nos creemos que no sirven para nada, que las mentes mas privilegiadas y pudientes de la ciudad no saben como abrirlos, como hacer que la ciudad los sienta propios y los devuelva a quién les pertenece. Nos dejamos helar por el cierzo de noviembre y nos rendimos a la evidencia de que son lugares lejanos, frios, perdidos, inútiles y yermos…. carentes de alma, uso, razón y fin alguno.  No sirven…. y asi se quedán.

Y entonces, un día….  pensamos que donde «LOS GIGANTES» no ven nada, «NOSOTROS los CABEZUDOS», nos vamos a apropiar de sus blancas paredes, de sus hermosas líneas y estilizadas curvas, y que donde no hay vida ni aliento, la vamos a inyectar en forma de juegos, risas, bolos, canastas, lana, danzas, y dulzainas…..

Y asi, NOSOTROS LOS CABEZUDOS, por un dia llegamos mas alto de lo que cualquier gigante ha alcanzado jamás a pensar, porque mientras ellos piensan, nosotros hacemos, y donde ellos diseñan y proyectan, nosotros jugamos, corremos, gritamos y reimos como niños que somos.

 LA IMPORTANCIA real de la Exposición «CONTINUA»  y de ver un pasacalles por el Pabellón Puente, no es el hecho de poder bailar por su interior o hablar de la expo…, sino en poder hacer algo que jamás pensaron que se podría hacer… y no hablo de construir, sino de hacer creer a cada uno de los que alli estábamos (o de cada uno de los cerca de 10000 peersonas que han entrado al Pabellón Puente en estos meses) que ese espacio es nuestro y que forma parte de nuestras vivencias.

La ciudadanía ha tomado ya conciencia de lo que es y lo que se puede hacer dentro de un edificio que cruza el Rio Ebro, y eso es algo con lo que deberán de luchar LOS GIGANTES.

Y decimos bien: LOS GIGANTES.

Ellos son los que tienen el dinero y la mente privilegiada…, ellos son los que tienen que designar el uso y disfrute de éste y otros edificios del legado Expo.

NOSOTROS los CABEZUDOS les hemos enseñado ya lo que sabemos hacer con una «dulzaina, un tambor y un palo». Ellos tienen una orquesta de cámara que desde ya tienen la obligación, y sin excusa, de ponerla a afinar y a tocar en el menor tiempo posible.

 LOS CABEZUDOS NOS QUEDAMOS EN LA PUERTA A VER COMO VA SONANDO.