Los trabajadores de Ranillas Urban Club de Zaragoza inician una huelga de seis días

Los casi 30 trabajadores de la instalación de ocio y salud Ranillas Urban Club, situada en el parque Luis Buñuel de Zaragoza, han iniciado este martes una huelga de seis días, hasta el domingo. Esta convocatoria se ha realizado porque la sociedad Cublan Inversiones S.A., concesionaria del Ayuntamiento de Zaragoza para gestionar el centro, mantiene con los empleados una deuda salarial, de media, de cuatro mensualidades.

Según ha informado UGT-Aragón, la «nefasta» gestión del negocio reproduce la situación de la anterior concesionaria, Z08 Agua y Ocio S.L., que en 2017 entró en concurso de acreedores llevando a los trabajadores a cobrar del Fondo de Garantía Salarial y dejó con la administración local una deuda de 1,19 millones de euros.

El acto de mediación previo al inicio de la huelga fue frustrado por una actitud empresarial centrada en preservar la ‘imagen de marca’ por encima de las necesidades de sus trabajadores hartos de la situación.

Según UGT, la empresa «viene amenazando» durante varios meses con liquidar la sociedad y cesar en la actividad, «acudiendo al chantaje del empleo para conseguir que los trabajadores sigan en sus puestos sin cobrar y, por supuesto, sin rebelarse ante su situación, algo que con la huelga ha acabado».

Además de la convocatoria de huelga y las concentraciones en la puerta de la instalación, movilizaciones muy apoyadas y entendidas por los socios de Ranillas Urban Club, los trabajadores han iniciado trámites judiciales contra la empresa y contactos institucionales, y no descartan una huelga indefinida.

Fuente: Heraldo